Sitges 2012 (4): humor negro, surrealismo y pulpos del espacio

“Sightseers”. Fuente: blogs.whatsontv.co.uk

La comedia tiene mil caras y muchas de ellas se han podido ver en esta edición de Sitges. Las nuevas propuestas de Ben Wheatley (“Sightseers”) y Quentin Dupieux (“Wrong”) han brillado por encima de la media. También han destacado “Grabbers”, heredera del espíritu de cintas como “Critters”, y “A Fantastic Fear Of Everything”, regular pero con un gran Simon Pegg.

Sightseers

El realizador Ben Wheatley (“Down Terrace”, “Kill List”) regresa con esta nueva mezcla de géneros, en este caso la comedia negra –negrísima-, el thriller y su ya habitual realismo social en sintonía con el cine de Mike Leigh o Ken Loach. Las vacaciones en caravana de la pareja protagonista –excelentes y entrañables Richard Lumsden y Alice Lowe- pronto destaparán lo peor de ambos. Al mínimo traspiés, saldrán a relucir sus fobias y manías, y, cómo no, aquellos que se interpongan en la perfecta armonía de su escapada sufrirán las terribles consecuencias.

Lo que en manos de otro habría rayado lo ridículo e inverosímil, se convierte, bajo el prisma del realizador británico, en material de primera. Sólida y divertida a raudales, “Sightseers” es probablemente la mejor comedia vista en la presente edición y huele intensamente a premio.

“Sightseers”. Fuente: http://elultimoblogalaizquierda.blogspot.com.es

Wrong

Quentin Dupieux repite en Sitges tras desconcertar con su anterior y simpática película, “Rubber”, protagonizada por un neumático asesino. Sí, un neumático. Como en aquella, “Wrong” está rodada con pocos medios, aunque lo que en “Rubber” parecía una buena idea demasiado estirada, más propia de un corto que de un largometraje, aquí funciona bastante mejor. Se corrobora, pues, que el realizador se mueve como pez en el agua en el campo del humor absurdo y el surrealismo, partiendo en este caso de la desaparición de un perro y la desesperada búsqueda por parte de su amo.

No todos los gags están a la misma altura: los hay brillantes –la primera conversación con el vecino, el sueño del sufrido jardinero, los contradictorios diálogos del policía- y otros sencillamente correctos o inofensivos. Pero en general, este segundo largo de Dupieux funciona y nos hace presagiar una tercera ocurrencia aún mejor y más delirante.

“Wrong”, de Quentin Dupieux. Fuente: www.allmoviephoto.com

Grabbers

Divertida y con ritmo, da lo que promete. Comedia con monstruos del espacio más en sintonía con “Critters” que con “Gremlins”, esta historia de un policía con problemas con el alcohol que, junto a su nueva compañera de trabajo, debe proteger un pueblo de la costa irlandesa de una plaga de viscosas y hambrientas criaturas funciona sola y se devora de un bocado.

Quizás por ello, “Grabbers” no deja mucho poso, pero te asegura un buen rato y unas cuantas carcajadas, en la línea de “Attack The Block”, triunfadora de la anterior edición, aunque “Grabbers”sea menos macarra y redonda. La música celta, el diseño de los bichos, la etílica resolución y la química entre la pareja protagonista hacen el resto.

“Grabbers”. Fuente: http://elpajaroburlon.com

A Fantastic Fear Of Everything

Empieza la película y el mero primer plano de la desencajada cara de Simon Pegg ya arranca numerosas risas en la platea. La capacidad cómica del actor británico es tan cierta como su creciente aceptación entre el gran público. Él es el amo absoluto de la función y se desenvuelve con la habitual soltura en este prometedor retrato de un escritor que cambia los cuentos infantiles por una novela de psicópatas y acaba viendo amenazas a su vida en cualquier ruido y esquina.

Sin embargo, lo que empieza bien pronto va perdiendo fuelle y gracia, sin encontrar el tono adecuado ni focalizar la atención del espectador. Con todo, sus debutantes directores Crispian Mills y Chris Hopewell apuntan maneras con esta cinta por momentos acertada y delirante culminada por un tierno fragmento en stop motion.

Simon Pegg en “A Fantastic Fear of Everything”. Fuente: theupcoming.co.uk

0 Comments

  1. Pingback: Sitges 2012 (6): Adiós a la adolescencia, el juego de Hollywood y un ‘giallo’ sensorial | GOLIATHISDEAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *