Phenomena cierra su tercera temporada con 'Arma letal' y 'Depredador'

Arma Letal. Fuente: www.dbcovers.com

Arma Letal. Fuente: www.dbcovers.com

Phenomena cierra este viernes 28 de junio su tercera temporada con un programa doble de infarto dedicado especialmente a todos los amantes del cine de acción de los ochenta. El broche perfecto a tres años de espectáculo, emoción, magia, entretenimiento y nostalgia que terminan con la promesa de un retorno a lo grande pasado el verano.

Arma letal (1987). Director: Richard Donner

Arma Letal

“Arma letal” es una de las sagas más emblemáticas de la década del tecno-pop, las hombreras y los walkman y, sin duda, una buddy movie fundacional, además de la mejor de las cuatro entregas protagonizadas por Danny Glover y por un Mel Gibson ya instalado en Hollywood tras el éxito comercial de otra de las sagas más icónicas de los ochenta, Mad Max.

Más que por sus escenas de acción, que también cumplen su cometido, y de una trama más bien secundaria, la cinta funciona por la química -y el humor grueso resultante- entre los dos protagonistas. Sin llegar al nivel de “Jungla de Cristal”, la película, rodada en 1987 por un Richard Donner aún en forma (le precedían títulos tan emblemáticos del cine comercial norteamericano como “La profecía”, “Los Goonies” o los dos primeros Superman, y ese mismo año estrenó “Lost Boys”), “Arma letal” es uno de los títulos imprescindibles de cualquiera que haya crecido hace tres décadas.

Depredador (1987). Director: John McTiernan

Imagen

La segunda película de este grand finale es “Depredador“, estrenada el mismo año (1987) y otro tótem de su tiempo, aunque con un desarrollo menos fructífero -algo de agradecer, su segunda parte aún mantenía el interés-. La cinta incorpora, además, uno de los action hero más indiscutibles de la época, Arnold Schwarzenegger, en uno de sus papeles más recordados e icónicos tras los de Terminator y Conan.

El resultado es un híbrido de ciencia ficción, terror y cine bélico, siguiendo el modelo perfilado ocho años antes por “Alien, el octavo pasajero” y su inteligente -y mejor- fusión de sci-fi y horror.

Dirigida por John McTiernan un año antes de “Jungla de cristal”, “Depredador” es también un claro ejemplo de  que las películas de culto no tienen por qué tener buenas críticas en el momento de su estreno, y de cómo la taquilla y la crítica a menudo no tienen nada que ver: La cinta fue número uno en taquilla el fin de semana de su estreno, recaudando doce millones de dólares, aunque la mayoría de críticas la despedazaron. Sin embargo, en el año 2007 la revista Entertainment Weekly le otorgó el número veintidós en la lista de los mejores títulos de acción de todos los tiempos y la web Rotten Tomatoes le dio una puntuación media del 76%.

La clausura de esta tercera temporada, aseguran sus organizadores, promete sorpresas de última hora, así como un regreso, pasado el verano, con numerosas novedades. Impacientes es poco.

Texto: David Sabaté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *