Dopethrone, alma sludge

Dopethrone. Sala Rocksound. Foto de Andreu Zaragoza

Dopethrone. Sala Rocksound. Foto de Andreu Zaragoza

Fecha: 5 de julio. Sala Rocksound. Promotor: Twin Souls

Me gustaría empezar estas líneas con un sincero agradecimiento al prolífico trabajo de Twin Souls, que nos han permitido disfrutar de grandes conciertos en los últimos meses: Sourvein, The Midnight Ghost Train o, más recientemente, Acid King. Han cerrado la temporada con el bolo de toda una institución del sludge, los canadienses Dopethrone, que presentaban su último trabajo “III”. Como teloneros, los ingleses Gurt, de los que se dice que son los nuevos Iron Monkey, con su nuevo trabajo “Horrendosaurus” bajo el brazo; y una banda local, los siempre resolutivos Tort.

Los amantes de Electric Wizard, Eyehategod, Weedeater o Sourvein estábamos de enhorabuena: el pasado 5 de julio la mítica sala barcelonesa Rocksound acogió algunos de los riffs más densos del panorama sludge actual. Consiguieron estar a la altura de lo que cabría esperar de una banda que lleva el nombre de la obra maestra de Electric Wizard, “Dopethrone”. Los reyes del sludge metal DIY, Dopethrone, desgranaron en poco más de una hora una sesión de riffs espectacularmente sucios “casi tan elegantes como un martillo en el esternón”, como ellos mismos se autodefinen.

Gurt. Sala Rocksound. Foto de Andreu Zaragoza.

Gurt. Sala Rocksound. Foto de Andreu Zaragoza.

El trío de Montreal se revolcó en letras que discurrían entre la oscuridad interior, la muerte o las siempre recurrentes drogas destilando emociones como la desesperación o la ira. Brutal arranque con “Tap Runner”, de su anterior álbum “Dark Foil”, con una impactante colección de riffs pesados, sofocantes y destructivos. “Ain’t No Sunshine” sonó opresiva. Headbanging por doquier. Era inevitable no moverse frente a semejarse son demencial. “Dark Foil” sonó exactamente cómo tenía que sonar: sucia, densa y muy, muy profunda. La distorsión de “Zombie Powder” parecía golpear nuestros cráneos vacíos.

Demostraron dominio técnico a lo largo de todo el concierto, consiguiendo equiparar sus desgarradores riffs a los de sus trabajos de estudio. Con la perfecta “Demonsmoke” ahondaron en su sludge primigenio: los desechos tóxicos de los drenajes y la basura industrial parecían dar vida a un intenso lodo en el que nos veíamos atrapados sin posibilidad de escapar. Y ante semejante descarga sonora, la imaginación se disparaba, apareciendo de la nada en nuestra mente imágenes de prácticas oculistas, de la violencia más desgarradora e incluso del mismísimo diablo. Casi nada.

Dopethrone_cartell

Una noche intensa y oscura pero también muy divertida. Oídos castigados –o bendecidos, según se mire- por los canadienses, regresamos del averno de la mejor manera posible: muchos de los asistentes nos quedamos hasta que Rocksound cerró sus puertas, tarareando grandes clásicos, a los que se sumó incluso Vince, el frontman de la banda. Una velada perfecta para acabar la temporada por todo lo alto y coger fuerzas para los muchos grupos que tienen previsto visitarnos este otoño. ¡Gracias Twin Souls!

Texto: Tamara G. Cisneros
Fotos: Andreu Zaragoza

Author

Goliath Is Dead

Goliath Is Dead es un blog centrado en el rock alternativo y el metal en todas sus vertientes, así como en el cine de género (fantástico, terror, serie B) y las películas de culto. También nos inspiran el artwork y los libros.
Filed under Conciertos Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *