Judas Priest. “Redeemer of Souls”

Redeemer-of-souls-album-cover-art

Judas Priest. Redeemer of Souls. Columbia/Sony Music

Aún recuerdo mi primer contacto con Judas Priest. Ya escuchaba Metallica y Iron Maiden desde hacía algún tiempo pero fue darle al play a “Painkiller” y, sencillamente, alucinar. Vale, tenía solo once años, pero creo que me hubiera ocurrido algo parecido hoy en día.

La anécdota viene a colación porque tras escuchar una y otra vez la nueva entrega de los británicos, he revivido algo de esa sensación. No porque “Redeemer of Souls” sea un disco similar a aquél, sino porque estamos, simplemente, ante su mejor entrega desde entonces.

Su nuevo material suena clásico, metálico en el sentido genuino de la palabra y cien por cien Judas Priest. Olvídense de intentos de puesta al día mal formulados o de experimentos como el doble y excesivo “Nostradamus”. Olvídense, también, de engañosas giras fantasma de despedida.

Glenn Tipton y compañía se redimen con su mejor versión, con esas inconfundibles melodías, esas guitarras dobladas (Richie Faulkner consigue casi que olvidemos la ausencia de K.K. Downing) y la tocada pero aún inimitable voz de Halford.

Un disco auto-homenaje, sí, con ecos de “Sin After Sin” y “Stained Class” y de su segunda etapa dorada de los ochenta, pero que supera la nostalgia gratuita con canciones redondas y efectivas como “Down in Flames”, el tema título o la pegadiza “March of the Damned”. Cuando ya poco esperábamos de ellos, van y firman un muy digno trabajo que aceptaríamos sin rechistar como testamento.

Texto: David Sabaté
Crítica publicada en MondoSonoro

[spotify id=”spotify:album:0RIfXMHvRpLqHsZ0FZE3mS” width=”300″ height=”380″ /]

7 Comments

  1. Seguro que no escucho los Judas desde el Painkiller, pero esta crítca me ha levantado las ganas de escuchar aquel disco y éste nuevo también.

    • Hola, ¡nos alegramos de oír eso! Si tuviéramos que escoger entre ambos, nos quedábamos con “Painkiller”, aunque “Reedemer of Souls” es un muy buen disco, de sonido más clásico y menos contundente que aquél, eso sí. Quizás porque no esperábamos demasiado de ellos a estas alturas, nos ha sorprendido positivamente. Así que te recomendamos que te acerques a él sin demasiadas expectativas y que lo disfrutes. Ya nos cuentas. ¡Hasta pronto!

  2. Como dice antolomagico noescucho a Judas desde Painkiller. Yo los escubri en el 84 con Defenders of the Faith y su Freewheel Burning en los recreativosed mi barrio y supongo que sentí algo parecido a ti con Painkiller. Este nuevo trabajode Judas no lo he escuchado y no creo que lo haga, no por nada pero me da mucha pereza escucahr los nuevos discos de bandas como Judas, Maiden o AC/DC. ¿Realmente necesitamos un disco nuevo de grupos añejos como estos? ¿Y la locura que se ha desatado con la venta de entradas de los australianos o Kiss? ¡Joder. 80 euros las más baratas y se han agotado! Lo malo es que a las nuevas bandas no las ve ni Dios.
    Un saludo.

  3. Hola Salva, probablemente no necesitemos nuevos discos de esas grandes bandas, está claro que serán recordados por otros discos y no por éstos, pero si le damos la espalda a sus nuevos lanzamientos nos perderíamos, en ocasiones, grandes momentos.

    Lo de las entradas es increíble, pero mientras haya público dispuesto a pagar esos precios… En cuanto a las nuevas bandas, creemos que hay espacio para todos. En nuestro blog lo hay. Pero sí que en directo es otra historia. Es triste ver conciertos de grupos de primera, sobre todo estatales, medio vacíos o, peor, que se tienen que cancelar por la escasa venta anticipada. Por nuestra parte, com por la tuya, sólo podemos seguir yendo a los conciertos, comprar discos y hablar de aquellas nuevas bandas que nos gustan. Es una lucha eterna que esperemos cambie algún día…

    Gracias por tu comentario ¡y seguimos hablando cuando quieras!

  4. Es un placer.Y hablando de seguir comprando discos esta tarde me voy a una pequeña feria del disco que se hace en unos de los bares que más se mojan por la cultura en mi ciudad. Haber que cae.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *