Entombed A.D. reivindican su legado

entombed-1-by-edutuset

Entombed A. D. + Grave + Repuked. Fecha: 28-09-14. Sala: Apolo 2. Promotor: Madness Live! 

Generosa triple ración de death metal de las que echábamos de menos. Por lo visto en la sala, hay hambre de clásicos death, ganas de Obituay, Morbid Angel, Benediction… En esta ocasión tuvimos nuestra buena ración escandinava, empezando por Repuked, aplicados alumnos de la escuela Gotheborg, con un reciente segundo disco, “Up From the Severs”, que presentaron sin sorpresas pero con inusitada fuerza y oficio.

Les dieron relevo otros suecos mucho más populares, dentro de nuestro círculo, claro está, y unánimemente venerados, Grave, quienes nos dejaron sin apenas respiración comandados por la mano de hierro de Ola Lindgren. Sonido nítido pero apabullante al servicio de trallazos ejecutados con la precisión de un cirujano y la potencia de un bulldozer: de “Turning Back” y “Morbid Ascent” hasta “Eroded” y la imprescindible “Into The Grave”.

Aunque lo mejor estaba por llegar. Estamos de acuerdo en que el último disco de los rebautizados como Entombed A.D., “Back to the Front”, no está a la altura de su legado ni tan solo de su anterior “Serpent Saints: The Ten Amendments”. Una decepción que, sumada a los litigios y malos rollos entre exmiembros y la actual alineación, en la que solo sigue militando un miembro original de la banda, el cantante L. G. Petrov, no presagiaban nada bueno.

La falta de expectativas, por todos es sabido, juega a menudo a tu favor, pero es que, además, Entombed A. D. nos brindaron un pedazo de concierto. Crudo, arrollador y directo al grano. Como siempre, vamos.

grave-1-by-edutuset

Y es que, como ta sabéis, estamos hablando de una de las mejores bandas death metal, en general, además de los cabezas visibles de la que un día fuera la ejemplar y prolífica escena sueca del género. Así, como si de un soterrado intento de autoreivindicación se tratara, Entombed A.D. encadenaron con tenacidad y aplomo numerosas piezas maestras: obviando el arranque con “Kill to Live” y alguna otra canción nueva, mejores en directo que en disco, eso sí, deslumbraron con clásicos como “Living Dead”, “Chaos Breed”,  “Left Hand Path”, “Supposed To Rot” o “Stranger Aeons”, de su primigenio EP homónimo de 1992, entre las que intercalaron notables muestras del que fue su último gran disco, “Morning Star”, de 20o2: una arrolladora “I for an Eye”, la segunda de la noche, y “Chief Rebel Angel” como primer bis.

También hubo espacio para su célebre death’n’roll de mediados de los noventa, les guste o no, muy definitorio de su personalidad e infinitamente disfrutable en directo, desde “To Ride, Shout Straight and Speak the Truth” hasta el riff incendiario de “Damn Deal Gone” o la atizadora de pogos “Wolverine Blues”. Y como ráfaga de munición final, poniendo la directa, una atronadora “Serpent Speech” que acabó por devolvernos la confianza en el directo de una banda capital que esperemos levante cabeza.

Texto: David Sabaté / Fotos: Eduard Tuset

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *