“Puro vicio”, el mal viaje de Anderson

INHERENT-VICE-Joaquin-Phoenix-Image-du-film-3-Paul-Thomas-Anderson-girl-Shasta-Go-with-the-Blog

“Inherent Vice”, en busca del puro vicio. Por Ramón Viña

La última película de Paul Thomas Anderson -la séptima ya-, basada en el libro homónimo de Thomas Pynchon, mezcla, al igual que el texto original, misterio, comedia y romance. Ambas se centran en las investigaciones del detective privado Doc Sportello (Joaquin Phoenix), que se ve envuelto en un caso más rocambolesco de lo habitual a través de una expareja y que motiva que nuestro protagonista inicie un enmarañado viaje psicodélico.

Puro cine noir sin atenuantes y rociado por bocanadas de marihuana nublando sus fotogramas, “Puro vicio” se centra en la mirada perdida y despreocupada de Sportello (Joaquin Phoenix) en busca de la verdad, un detective del Hollywood clásico pasado por el filtro de los narcóticos de los años 70.

'Puro vicio'. Fuente: www.liveforfilms.com

‘Puro vicio’. Fuente: www.liveforfilms.com

El relato nos conduce entre dos temas principales: la extraña desaparición de Mickey Z. Wolfmann (Eric Roberts), un pez gordo del mundo de los inmuebles; y la aparición repentina de una misteriosa organización conocida como ‘golden fang’. Todo esto presentado en un marco incomparable como la ciudad de Los Ángeles en los 70’s, una época ya retratada por el director en “Boogie Nights”.

'Puro vicio'. Fuente: plus.google.com

‘Puro vicio’. Fuente: plus.google.com

En la cinta, Anderson se ha hecho con un buen numero de actores secundarios, tales como Katherine Waterston, un personaje tan sensual como enigmático, al mismo tiempo que fugaz, por su poca presencia en escena durante la película. Reese Witherspoon incorpora el papel de ayudante del fiscal del distrito, repitiendo la química que ya obtuvieron con Joaquin Phoenix en “Johnny Cash”.

Martin Short, por su parte, sigue con su faceta cómica, a la que ya estamos acostumbrados, recordándonos en algunos momentos a anteriores alter egos, tales como “Jiminy Glick” (Comedy Central) o “Ed Grimley”(Saturday Night Live).

Puro vicio. Fuente: blogs.indiewire.com

Puro vicio. Fuente: blogs.indiewire.com

También despuntan Benicio del Toro y Owen Wilson, quienes refuerzan la vena cómica del film. Cabe destacar, asimismo, a actuación de Josh Brolin, quien, como si se tratase de una mismísima estrella del rock, muestra su autoridad de una forma altiva y extravagante, dominando e imponiendo las leyes por las calles de Los Angeles bajo el nombre de detective Christian “Bigfoot” Bjornsen, quien también mantiene una extraña pero simpática relación de amor-odio con el protagonista.

'Puro vicio'. Fuente: alejandrogaspar.blogspot.com

‘Puro vicio’. Fuente: alejandrogaspar.blogspot.com

En cuanto a la historia, Doc Sportello (Joaquín Phoenix) investiga la desaparición de su ex pareja (Katherine Waterston), sin imaginarse las situaciones y personajes con los que se encontrará, ya que se ve envuelto no solo en el caso de la desaparición de la joven, sino en la desaparición de más de un personajes durante la trama.

'Puro vicio'. Fuente: www.imgkid.com

‘Puro vicio’. Fuente: www.imgkid.com

La película empieza con una escena entre Phoenix y Waterston en la que se nos desvela una de las primeras tramas del film, con un halo de misterio y preguntas por resolver que poco a poco se van resolviendo y que se van complicando a medida que avanza el metraje; de echo, las constantes entradas y salidas de diferentes personajes hacen que se complique un poco el argumento y crea cierta sensación de desorientación, lo que hace un poco difícil de seguir el hilo de la historia; en algunos momentos, uno llega a no saber muy bien qué está pasando ni quién es quién. Al final de la película te queda una sensación de que sobraban personajes y que falta mas profundidad en la historia.

'Puro vicio'. Fuente: www.movienewsplus.com

‘Puro vicio’. Fuente: www.movienewsplus.com

Siendo su intención navegar a medio camino de películas como “El Gran Lebowski” de los Coen o “Chinatown” de Polanski , “Inherent Vice” no llega a cautivarnos y atraparnos como las mencionadas, aunque sí merece una mención especial la totalidad de su apartado artístico, ya que si el guión tiene sus más y sus menos, todo lo que concierne a la luz, fotografía, vestuario y escenarios brilla por encima de la media.

'Puro vicio'. Fuente: www.vice.com

‘Puro vicio’. Fuente: www.vice.com

En la misma línea destaca la banda sonora, para la que el director ha contado por tercera vez consecutiva con Jonny Greenwood (guitarrista de Radiohead), con el que ya había trabajado anteriormente en “There Will Be Blood” y “The Master”. Radiohead participa también con un tema inédito, “Spooks”, y otros artistas como Neil Young, The Tornados, Can o Los Marketts hacen que el viaje lisérgico en el que nos sumerge Anderson sea más llevadero.

'Puro vicio'. Fuente: www.lanocheamericana.net

‘Puro vicio’. Fuente: www.lanocheamericana.net

Lo mejor: sin duda, el trabajo de actores en el psicodélico escenario de las calles de Los Angeles y alguna que otra escena protagonizada por su notable elenco de secundarios, además de toda la parte artística y musical.
Lo peor: el regusto a nada que te deja la película y su excesiva duración.

Texto: Ramon Viña

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=wZfs22E7JmI&w=600&h=315]

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *