‘La visita’, reencuentro con el Shyamalan más libre y entretenido

Olivia Dejonge en 'La visita', de M. Night Shyamalan

Olivia Dejonge en una de las escenas del clímax de ‘La visita’. Fuente: www.screenrant.com

Los Reyes, la Navidad, Internet… Como sabrán, todo ello, desde hace ya mucho tiempo, son los padres… “Y los monstruos, los abuelos”, podríamos añadir. Ah, ¿qué no lo sabían? Sentimos haberles desvelado el secreto. No se preocupen, no es este ningún spoiler, ni mucho menos, más allá de lo que muestra el trailer, el titular, el gancho mismo de la última película de M. Night Shyamalan; un relato de suspense y terror, pero también, en muchos momentos, una oscura, desconcertante y divertida comedia negra sobre dos hermanos adolescentes que deben pasar unos días en casa de sus abuelos, a quienes no han conocido antes debido a una antigua disputa familiar.

'La visita', de M. Night Shyamalan

“Aquí nos vamos a dormir a las nueve y media”. Fuente: www.dansvilleonline.com

Cuentan que el director de El sexto sentido, El protegido o El bosque se encerró durante dos semanas para editar todo el material grabado y que acabó con tres montajes que conferían un tono completamente distinto a la historia, presumiblemente, uno cien por cien terrorífico, otro claramente cómico y un tercero, el que podemos ver en salas, que combina con acierto e inusitado equilibrio ambos registros. Por si fuera poco, también hay aquí materia prima dramática, vehiculada por la relación materno-filial de los protagonistas y por el trauma familiar de la mayoría de personajes, incluyendo la spilbergiana figura del padre ausente.

'La visita', de M. Night Shyamalan.

“No me acerco a un pozo con esos dos ni loco…”. Fuente: www.blairwitch.de

Una combinación de tonos, a priori, poco recomendable, pero que Shyamalan consigue llevar a buen puerto convirtiéndola en una de las bazas del filme, hábil en su paso de la inquietud máxima (esas surrealistas y chocantes escenas nocturnas) a la carcajada, habitualmente provocada por el personaje del hermano pequeño, Tyler, interpretado por Ed Oxenbould (Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso), otro de los puntales de la cinta, natural, creíble y capaz de arrancarnos la risa mediante hilarantes raps improvisados, la parodia de un momento aterrador o una simple expresión.

'La visita', de M. Night Shyamalan.

“Mamá, los abuelos hacen cosas raras…”. Fuente: www.post-gazette.com

A la calibrada mezcla de registros y al acertado casting debemos sumarle, cómo no, el cuidado formal habitual del realizador, circunscrito en esta ocasión al terreno del found footage, que Shyamalan utiliza de forma concisa e inteligente. Menos manierista que en otras ocasiones, en parte por el formato, ello le permite dar forma a un ejercicio autoconsciente de la puesta en escena, verbalizada por la adolescente protagonista, Becca (Olivia DeJonge), alter ego del propio autor, que aspira a convertirse en cineasta y que deja por el camino alguna que otro referencia envenenada a ese Hollywood que a menudo ha maltratado al director.

'La visita', de M. Night Shyamalan

La abuela, en plena sesión de taichí. Fuente: www.slate.com

Como cineasta cultivado que es su máximo responsable, podríamos buscar -y encontrar- aquí muchos referentes narrativos y formales, del citado Spielberg al Super 8 de J.J. Abrams o a las primeras Rec; incluso esbozar una aproximación atípica y alucinada a la demencia senil, en un cruce imposible entre Amour, Hansel y Gretel y Los otros en clave de comedia negra. Pero lo más importante y reconfortante de todo ello es que su última película constituye una buena muestra de género fresco y personal que nos devuelve al Shyamalan más libre y entretenido.

Texto: David Sabaté

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=YfQnRjkuvaY&w=600&h=315]

Author

Goliath Is Dead

Goliath Is Dead es un blog centrado en el rock alternativo y el metal en todas sus vertientes, así como en el cine de género (fantástico, terror, serie B) y las películas de culto. También nos inspiran el artwork y los libros.
Filed under Cine Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *