Entrevista Obsidian Kingdom (3): “Obsidian Kingdom es una entidad viva y muy potente”

Obsidian Kingdom. 'A Year with no Summer'

Obsidian Kingdom. Foto original de Ester Segarra.

Tercera y última parte de nuestra entrevista con Obsidian Kingdom
(primera parte / segunda parte)

Resulta obligado preguntaros por los recientes y sucesivos cambios en la alineación del grupo. ¿Cómo ha afectado eso a la banda?
Rider G Omega: “Creo que es una forma de proceder bastante extrema, nos está saliendo bien pero es arriesgado”.
Seerborn Ape Tot: “Yo tocaba la batería y después el bajo, pero entré en la banda grabando la guitarra y ahora mismo toco el teclado (risas)”.
Edgar: “Pronto probaremos con el saxofón, el dulcimer y la marimba (risas)”.

La parte positiva es que tienes una visión global de toda la parte instrumental de Obsidian Kingdom, pero, ¿cómo llevas los sucesivos cambios de instrumento?

Seerborn Ape Tot: “Todo ha sucedido de una manera muy rápida y alocada, porque durante muchos años había sido un amigo muy cercano de la banda, hasta el punto de irme de gira con ellos. Antes de entrar en el grupo ya eran mi banda favorita, tenía todo su merchandising, iba a todos sus conciertos… Era un proyecto que me entusiasmaba, como fan. Yo hacía mis cosas, estuve en bandas de thrash y rock progresivo, pero no me llenaban totalmente. Sencillamente, me llamaron y me preguntaron si conocía alguien que tocara bien la guitarra y que además encajara con la mentalidad de la banda, la estética, los objetivos y todo lo que el grupo requiere, que no es algo fácil.

Al final de esa conversación, los dos nos quedamos pensando ‘podría hacerlo yo’ (risas), aunque hacía muchos años que no tocaba la guitarra. Cuando llegué a casa, lo primero que hice fue probar con la guitarra y vi que era factible, así que decidí tirarme al vacío y tomar una decisión vital que era involucrarme en un proyecto que tenía claro que si asumía iba a convertirse en el centro de mi vida y algo por lo que me iba a dejar la piel. Partí prácticamente de cero y me puse a aprender de forma intensiva las técnicas que se me requerían. Fueron cuatro o cinco meses y nos fuimos a grabar a Londres. Llegué a escribir algunas líneas para el disco, tocamos en directo y todo parecía funcionar… ¡pero no! (risas). Nuestro teclista decidió marcharse y nos vimos ante la necesidad de encontrar a alguien que no solo pudiera tocar el piano o el teclado, sino que estuviese interesado en la investigación y la experimentación con un tipo de sonoridades con las que el pianista y el teclista clásico no están familiarizados”.

Rider G Omega: “Necesitábamos una sensibilidad respecto a la producción de sonidos, porque el teclista en Obsidian Kingdom está incorrectamente llamado teclista, es anecdótico que la mayoría de sonidos que se producen se disparen con una tecla. Creo que el nombre correcto sería sintetizadorista. Por otra parte, tenemos una nueva guitarrista, Eaten Roll I. De todas formas, ninguno de nosotros es suficientemente icónico. Somos un organismo que regenera sus células, Obsidian Kingdom es una idea. Siempre hemos querido ser un colectivo artístico. Estamos formados por cinco individuos creativos que pueden rotar. Hay cinco plazas, es un puesto vitalicio. Nunca hemos echado a nadie y estoy muy orgulloso de ello”.

Seerborn Ape Tot: “Somos un proyecto en el que todo el mundo tiene que estar al cien por cien y en el momento en el que alguien no lo está, él mismo se da cuenta de que algo falla. Me da igual qué instrumento toque en Obsidian Kingdom, pero lo cierto es que estoy mucho más cómodo con el teclado que con la guitarra, porque está mucho más vinculado con el tipo de sonoridades que quiero tratar y con la música que suelo escuchar. Para mi es más natural y me siento más liberado”.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=F0HB8UcUh9I&w=600&h=315]

¿Cómo habéis planteado los visuales para las presentaciones en directo del nuevo disco?
Rider G Omega: “Llevamos dos años elaborando un catálogo de visuales producido por nosotros mismos. Con ‘Mantiis’ hicimos un gran ejercicio de apropiacionismo, porque en aquél momento no disponíamos de los recursos para producir este tipo de material por nuestra cuenta, pero esta vez hemos ido creando todo el material cinematográfico que ahora vamos a utilizar. Tenemos preparado un show visual muy espectacular y también estamos invirtiendo en luminotecnia”.

¿Os habéis profesionalizado o os lo planteáis como opción factible a corto plazo? ¿Por qué sigue siendo tan difícil conseguirlo en este país?

Rider G Omega: “Si te refieres a si consideramos esto un trabajo y si cobramos por hacer lo que hacemos, la respuesta es sí. El problema es que los costes del proyecto superan todavía los beneficios, de manera que todavía no podemos permitirnos el lujo de trabajar exclusivamente en la banda. Nuestro objetivo es que llegue ese momento.

Con respecto a que sea difícil conseguirlo en este país, es verdad que las infraestructuras culturales de aquí no facilitan especialmente la creación y el desarrollo de actividades artísticas y musicales, aunque existe un gran mercado y un circuito para la industria del espectáculo y el entretenimiento nada desdeñable. El panorama económico para fiscalizar las actividades de una banda en España es bastante desolador, tanto por la actual situación estatal de corrupción y crisis como por las estructuras sociales anticuadas. Desde luego que no es el negocio más rentable del mundo…

Por otra parte, y a propósito de que en realidad nuestro mercado es el internacional, podemos afirmar que ser músico y tocar en una banda no es nada fácil en ningún sitio. Hasta donde nosotros sabemos, una iniciativa así siempre requiere de voluntad, convicción y capacidad de sacrificio. Por no hablar del talento y la suerte, claro. Pero eso ya no lo elige uno”.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=gyy-YdDfBNg&w=600&h=315]

Por último, cuidáis al detalle todos los aspectos de la banda. Rider G Omega, has estado desde el minuto uno detrás de Obsidian Kingdom y el grupo parece bastante tu criatura…

Seerborn Ape Tot: “Es nuestro pequeño Michael Gira” (risas).

Da la impresión que el grupo no es solo un reflejo de lo que te gusta, sino de lo que eres. ¿Cómo vives desde dentro y cómo ves la evolución de este hijo que es Obsidian Kingom? En este tiempo desde que empezó a andar, ¿cómo ha cambiado tu relación con él y qué horizontes esperas que alcance?

Rider G Omega: “Mis expectativas se están cumpliendo y multiplicando. Cuando más lejos llegamos, más lejos queremos llegar. Siempre he soñado con esto. Este es mi camino en la vida. No tengo elección y no es necesariamente bonito. Suena muy bien esto de la vocación aunque al final también repercute negativamente en mi persona. Es un negocio muy incierto, una profesión que requiere de mucho sacrificio y convicción y, bueno, mi fe no ha flaqueado nunca pero me he tenido que enfrentar a situaciones difíciles. En cualquier caso, estoy super feliz de que esto esté llegando tan lejos. Sigo creyendo que lo que estamos haciendo es muy relevante, seguimos refinando nuestro discurso y estoy más que convencido que tenemos algo que decir.

Obsidian Kingdom son los individuos con los que quiero conquistar el mundo y los siento muy íntimos a mi. Este entorno ha ido cambiando y supongo que es una lección a aprender, he ido rompiendo esa barrera psicológica y he ido viendo los cambios con más flexibilidad, más como una oportunidad que como una muerte. Hay mucho sacrificio detrás, lo cual es extenuante y estresante, pero por otra parte es muy satisfactorio. Además, ahora está empezando a cristalizar el esfuerzo de la banda. La gente que está lo está dando todo, y mientras eso ocurra estaré encantado de seguir en Obsidian Kingom, porque yo soy un miembro más y mi permanencia no está asegurada. La vida da muchas vueltas y, como digo, y, y estoy trabajando para que me sobreviva”.

A Year with no Summer se publica hoy viernes 11 de marzo vía Season of Mist.

Más información:
www.obsidiankingdom.com
https://obsidiankingdom.bandcamp.com/

Lee las dos anteriores partes de esta misma entrevista:

Entrevista Obsidian Kingdom (1): “Nos planteamos cada obra en términos de sensaciones y emociones”

Entrevista Obsidian Kingdom (2): “El disco es una metáfora del presente y profundiza en la dicotomía entre sexo y muerte”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *