‘Cazafantasmas’: entretenido reebot sin pretensiones

Who you gonna call? Fuente: uk.makemefeed.com

Who you gonna call? Fuente: uk.makemefeed.com

A estas alturas deben haber leído decenas de críticas de la nueva ‘Cazafantasmas’, pero aún así queríamos decir la nuestra. No nos detendremos pero tampoco podemos pasar por alto la vergonzante y retrógrada polémica sobre el género de las protagonistas de esta nueva Cazafantasmas -un debate que creíamos desterrado en pleno siglo XXI y al que hemos asistido tan atónitos como incrédulos y asombrados-.

Sea como fuere, podemos afirmar que la jugada -el casting, no la polémica- ha sido bastante buena. Podemos imaginarnos a Paul Feig (responsable de otra comedia de reparto coral femenino como La boda de mi mejor amiga, con dos de las actrices de Cazafantasmas) vendiéndole a los estudios el proyecto con el siguiente pitch: “Es un reebot homenaje al espíritu de la original pero con cuatro mujeres”.

Luz verde. Como la que desprende el fantasma glotón de la saga original, que aparece, cómo no, en la nueva película. Su presencia es uno de los muchos ejemplos del respeto, pero sobre todo, de la deuda de la nueva cinta con el clásico de 1984, del que también recuperan la banda sonora -adaptada-, múltiples cameos y no pocos guiños, detalles divertidos -a menudo anecdóticos- que resultan graciosos para los que crecimos en los ochenta, pero que pasarán totalmente desapercibidos para quienes se acerquen al filme con una mirada virgen, si es que eso es posible en nuestro tiempo.

Cazafantasmas

Abby (Melissa McCarthy) y Erin (Kristen Wiig) haciendo migas con Gertrude the Ghost. Fuente: www.variety.com

Dejando a un lado la nula necesidad de producir un título como este -como ocurre, de hecho, con la mayoría de reebots-, la Cazafantasmas del 2016 funciona como entretenida comedia sin pretensiones.

La química entre sus cuatro protagonistas (Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnonLeslie Jones) suelta chispas la mayoría del tiempo, aunque estés cero familiarizado con el actual Saturday Night Live, programa en el que se han forjado estas cuatro actrices cómicas que, aunque no te hagan reír de forma incondicional, resultan indiscutiblemente graciosas y cercanas.

Ellas son la mejor baza de una cinta que también cuenta con las divertidas construcciones de Chris Hemsworth, como secretario buenorro pero con pocas luces, y de Andy García como alcalde de la ciudad acechada por los espectros y que no soportaría parecerse a “el alcalde de Tiburón”; una película que potencia reparto y diálogos frente a una trama previsible que, pese a acercarse las dos horas de duración, no agota con larguísimas secuencias de luchas y pirotecnia; también las hay, por supuesto, pero van bastante al grano, lo cual resulta infinitamente de agradecer.

Cazafantasmas

Nuestras protagonistas, en un concierto de metal con mucho fantasma. Fuente: www.roboraptor.24.hu

Pero volviendo a las inevitables comparaciones: la película de Ivan Reitman tampoco fue reconocida al instante como un clásico de su tiempo; de hecho, las primeras críticas que recibió fueron más bien tibias. El culto a su alrededor, como suele suceder, se forjó con el tiempo y muchos de nosotros la vemos engrandecida hoy por su capacidad de retrotraernos a nuestra infancia en un instante.

La nueva no es (como la) original, cierto; incluso puede que sea peor película -lo es-; pero posee la suficiente frescura y diversión para, ojalá, encandilar a otros tantos niños y niñas de hoy que, dentro de 20 o 30 años, la recordarán con la misma mirada nostálgica con la que nosotros revivimos una y otra vez las aventuras de Bill Murray y compañía.

Texto: David Sabaté

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=fZYwFtcptmQ&w=600&h=338]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *