Ministry, tótems industriales falibles

Ministry

Ministry. 29-07-2016. Sala Razzmatazz (Barcelona). Promotor: Rock’n’Rock

Presenciar en club una descarga de Ministry siempre es, a priori, una experiencia apetecible -y prometedora: de emociones fuertes, de adrenalina y de catarsis colectiva, entre el baile y el moshpit más desbocado-. Teniendo en cuenta mi anterior encuentro cara a cara con la banda, aún fresco en la memoria, con ocasión del Metalway de 2006, en el que completaron una tríada difícil de olvidar junto a My Dying Bride y Celtic Frost que les hizo merecedores del título de grupo más arrollador del festival, las expectativas estaban tirando a altas.

Abrieron fuego con los tres cortes con los que arranca su último disco de estudio hasta la fecha, From Beer to Eternity: el introductorio medio tiempo ‘Hail to His Majesty’, pieza que no acaba de brillar por sí misma pero que sí funciona como tenso crescendo; la virulenta y acelerada ‘Punch in the Face’, material inflamable 100% Ministry; y la antibélica y más riffera ‘Permawar’.

Ministry

La crítica a la política exterior de su país, Estados Unidos, siguió con ‘Rio Grande Blood’, surgida de la inagotable fuente de inspiración que supuso la última administración Bush, y en mitad del set cayeron dos auténticos tótems del metal industrial como son ‘N.W.O.’ -pista de baile en llamas- y una incontestable y ya mítica ‘Just One Fix’ con la que se hizo evidente el principal problema de los actuales Ministry: su riff central, uno de los más aplastantes y memorables del subgénero, no sonó ni la mitad de brutal y corpóreo de lo que debería. Lo peor es que ello, sin ser su propuesta ni de lejos inofensiva ni descafeinada, parece una metáfora de cierta inercia y pérdida de peligrosidad y bilis por parte de los de Chicago.

Por supuesto que siguen teniendo mordida -esa explosiva ‘Psalm 69’-, pero terminar con un cuelgue ambient pregrabado de diez minutos y con la versión del ‘Gates of Steel’ de Devo que Al Jourgensen se marca con su proyecto paralelo Surgical Meth Machine no parece lo más acertado. Si quería descolocarnos lo consiguió. Quizás es que sigue siendo más punk que nadie.

Texto: David Sabaté / Fotos: Eduard Tuset (flickr.com/photos/eduslayer)

Author

Goliath Is Dead

Goliath Is Dead es un blog centrado en el rock alternativo y el metal en todas sus vertientes, así como en el cine de género (fantástico, terror, serie B) y las películas de culto. También nos inspiran el artwork y los libros.
Filed under Conciertos Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *