Black Sabbath, The End

Black Sabbath. The Final Show

Black Sabbath al final de su último concierto. Foto de Ross Halfin. Fuente: facebook.com/BlackSabbath.

Black Sabbath. 04-02-17
. Genting Arena, Birmingham. Sold out (16.000 personas)

Black Sabbath, la banda británica que creó el heavy metal, ha puesto fin a una intensa gira en la ciudad donde todo comenzó, Birmingham (Inglaterra). Su gira The End empezó en enero del año pasado y con ella han visitado más de ochenta ciudades de Norteamérica, América del Sur, Oceanía y Europa, antes de despedirse por la puerta grande en su ciudad natal frente a las 16.000 personas que llenaron el Genting Arena en una velada que permanecerá en el recuerdo colectivo.

Esa noche se despedía una de las bandas más influyentes de todos los tiempos, Black Sabbath (han vendido más de 75 millones de discos en todo el planeta, 15 millones sólo en Estados Unidos). Localidades agotadas. Pulseras VIP. Cervezas y camisetas que rememoraban muchas de sus épicas giras. Padres e hijos, abuelos y nietos. En la ciudad industrial y gris que vio nacer uno de los géneros más fructíferos de la industria musical de los últimos cincuenta años, miles de personas de origen diverso -entre los que se encontraban gran parte de sus seguidores primigenios- se dio cita para disfrutar de uno de los conciertos del año.

Abrieron los californianos Rival Sons con su mezcla de blues, hard rock y rock and roll. Telonear a unas leyendas en una noche tan especial no debía ser fácil: el público estaba más preocupado por hacerse con una cerveza y coger un buen sitio en la pista que por seguir a esta banda que, a pesar de sus buenas intenciones, no logró conectar con el público.

A las 20:40 h. sonaron las primeras notas de la canción homónima de la banda, con la que dieron el pistoletazo de salida a un repertorio de quince potentes temas. En el escenario, tres de los cuatro miembros originales del grupo, el cantante Ozzy Osbourne, el guitarrista Tony Iommi y el bajista Geezer Butler, acompañados por el batería Tommy Clufetos (Ozzy Osbourne, Ted Nugent, Alice Cooper, Rob Zombie) y el teclista Adam Wakeman (Ozzy Osbourne, Headspace, Strawbs, Snakecharmer). Desplegaron hábilmente su “Diabolus in Musica” (el principal riff de esta canción se construye en base a este intervalo musical, cuyas cualidades musicales se utilizan a menudo para sugerir connotaciones satánicas en la música occidental). Enormes llamaradas emergían a ambos lados del escenario frente a una inmensa pantalla que amplificaba todo el show.

Under The Sun” y su inconfundible riff pesado fue el primer tema que tocaron del mítico álbum Vol 4. Los primeros pogos se arremolinaban aquí y allá. Y con un himno de la talla de “Into The Void” dejarse llevar por la oleada de cabezas ondeando al aire y al unísono sus pulseras fluorescentes resultaba una experiencia hipnótica. Tras “Snowblind“, dedicada a los excesos de la banda con la cocaína, llegaron las presentaciones de sus músicos, en las que Iommi se llevó el mayor número de aplausos.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=ni1i85rT-RY&w=600&h=338]

Con la sirena de la antibelicista “War Pigs” se desató la locura. Miles de personas cantaban “generals gathered in their masses / just like witches at black masses”. Riffs pegadizos imposibles de resistir al grito de “oh lord, yeah” mientras un Ozzy en mejor forma que hace unos años no dejaba de bendecirnos. Mención también para el medley en el que desgranaron los riffs de “Supernaut“, “Sabbath Bloody Sabbath” y “Megalomania” al que siguió un laureado solo de batería. Imposible no sumarse a la multitud tarareando la pegadiza melodía de “Iron Man” junto al legendario riff de Iommi. La desplegaron en toda su plenitud con sus habituales y largas improvisaciones, originalidad y fluidez.

Después de “Dirty Women“, única canción que tocaron de su séptimo trabajo Thecnical Extasy, puños al aire y pies azotando el suelo con “Children Of The Grave“. Cientos de globos negros y lilas (los colores del logo de la banda que aparecía proyectado en la pantalla que coronaba el escenario) bañaron la sala en uno de los puntos álgidos del concierto.

Es casi imposible no haber escuchado alguna vez “Paranoid“, himno musical donde los haya. Miles de trocitos de confetti con la leyenda del grupo cayeron sobre las cabezas de un público emocionado y totalmente entregado, consciente de que la noche tocaba a su fin. Y una frase lapidaria como despedida: “and so as you hear these words telling you now of my state / I tell you to enjoy life I wish I could but it’s too late”.

Con un inmenso The End en la enorme pantalla, pirotecnia y la banda saludando se ponía punto y final a dos horas de inolvidable show, centrado casi en su totalidad en los cuatro primeros trabajos del grupo. Estadio de pie y larguísima ovación. Una salida escalonada y tranquila con “Zeitgeist“, de su último trabajo, sonando de fondo. Nos quedamos con la sensación de haber formado parte de un acontecimiento histórico en la música, grabado a fuego en nuestra retina.

Vale, el paso del tiempo es inexorable. Pero allí estuvieron Black Sabbath, una de las bandas más grandes de todos los tiempos, dejando claro por qué han llegado hasta ahí. Al cierre, la inconfundible risa en off de Ozzy se despidió como colofón de una noche memorable. The beginning of the end. El fin del principio.

Setlist del concierto de despedida de Black Sabbath:

• Black Sabbath
• Fairies Wear Boots
• Under the Sun/Every Day Comes and Goes
• After Forever
• Into the Void
• Snowblind
• War Pigs
• Behind the Wall of Sleep
• N.I.B.
• Hand of Doom
• Supernaut / Sabbath Bloody Sabbath / Megalomania (Instrumental medley)
• Rat Salad
• Iron Man
• Dirty Women
• Children of the Grave
Bis: Paranoid

Texto: Tamara G. Cisneros

Author

Goliath Is Dead

Goliath Is Dead es un blog centrado en el rock alternativo y el metal en todas sus vertientes, así como en el cine de género (fantástico, terror, serie B) y las películas de culto. También nos inspiran el artwork y los libros.
Filed under Crónicas Música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *