Sitges 50: Entrevista con Violeta Kovacsics

Violeta Kovacsics. Festival de Cine de Sitges

Violeta Kovacsics, responsable de las publicaciones del Festival de Cine de Sitges.

Violeta Kovacsics es la responsable de publicaciones del Festival de Cine de Sitges y dirige su periódico diario, el pulso del festival sobre papel. Entre otras cosas, recuerda con especial cariño las proyecciones de The Blair Witch Project y eXistenZ y sus entrevistas con Joe Dante y Max Von Sydow. También colabora habitualmente en Time Out y Caimán Cuadernos de Cine.

Dirigir el periódico que se edita cada día durante el festival, ¿puede llegar a ser más terrorífico que algunas de las películas que se proyectan en Sitges?
Jajaja. Lo cierto es que no. Creo que la parte del periódico es la que más disfruto, me gusta el trabajo en redacción, la adrenalina del día a día. Creo que hacemos un buen diario, y trabajo con un equipo maravilloso, con gente como Gerard Casau, Toni Junyent, Alan Salvadó y Laura Fernández.

¿Qué supone coordinar las publicaciones del Festival?
Una responsabilidad.

¿Qué invitado de Sitges te ha hecho más ilusión entrevistar? ¿Cuál te gustaría y aún no has tenido ocasión de hacerlo?
Podría decir que me ha hecho ilusión entrevistar a Joe Dante y a Max Von Sydow, y que me gustaría entrevistar a David Cronenberg y a Johnnie To. Sin embargo, la entrevista que más ilusión me hizo fue con Kyioshi Kurosawa. Era mi primer año en el diario del festival. Le dije que Kaïro, Cure y Charisma eran obras maestras, y hablamos de Jacques Tourneur. Yo llevaba una camiseta en la que se podía leer: «be happy».

¿Cuál dirías que ha sido la mejor anécdota que has vivido en el festival?
Un Abel Ferrara amigable entrando en la redacción del diario. Y, horas más tarde, un Abel Ferrara colérico, agitando el diario con la mano porque su película no estaba en portada.

¿Cómo fue “tu primera vez” en el Festival de Sitges? ¿Cuál es la primera película que recuerdas haber visto aquí?
Recuerdo películas tan dispares como Gattaca o Dragonheart. La primera me gusta mucho y la segunda, nada. De esa primera época, la edición por la que tengo más afecto fue la de 1999, que viví de cabo a rabo, y de la que me quedo con proyecciones como la de The Blair Witch Project y eXistenZ, que cambiaron definitivamente mi relación con el festival y con el cine.

¿Cuál te ha dado más miedo o te ha impactado más?
Hostel y Orlan, carnal art, el documental que se proyectó en el ciclo sobre la Nueva Carne. No hay nada más terrorífico que el terror realista.

¿Qué película no de género (al menos en apariencia) te ha gustado más?
Sauvage innocence, de Philippe Garrel, que vi en Seven Chances. Entonces no sabía que Garrel sería uno de mis directores favoritos. Y me quedo también con la proyección de Grizzly Man, entre risas e incredulidad ante el personaje que teníamos ante nosotros.

¿Qué supone para ti vivir el 50 aniversario de Sitges?
Ilusión.

En pocas palabras o adjetivos, Sitges es…
…como la cabaña en el bosque, nunca sabes de qué monstruo vas a morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *