Sitges 50: ‘The Ritual’, el terror que vino del bosque

‘The Ritual’, vacaciones en el bosque. Fuente: sitgesfilmfestival.com

THE RITUAL (David Bruckner, 2017). Oficial Fantàstic – Sitges 2017
Premio al Mejor Actor

El terror que vino del bosque

La amistad está sobrevalorada. ¿Seguro? Conforme uno va cumpliendo años va distanciándose de sus amigos de adolescencia y juventud: las dinámicas, responsabilidades y cargas familiares crecen y se diversifican. Por ello, muchos treintañeros y cuarentones otorgan a cualquier encuentro en un pub categoría de celebración especial y, por supuesto, aprovechan la mínima ocasión para recordar mil y una batallitas o, si prevalece el espíritu aventurero, para revivirlas en forma de nueva escapada de sus rutinas.

En este contexto arranca The Ritual, primera película en solitario de David Bruckner, a quien ya seguíamos la pista tras Southbound, vista en Sitges 2016; su participación en la película colectiva V/H/S y la ya lejana The Signal. Bruckner retrata a un grupo de amigos de mediana edad sacudidos por la muerte accidental de uno de ellos, que deciden cumplir su última voluntad: viajar hasta Suecia para recorrer sus espectaculares bosques.

La idea, a priori, parece emocionante, aunque desde su nacimiento implique dolor, en especial por parte de su protagonista, Luke (Rafe Spall, Premio al Mejor Actor en Sitges 2017), personaje torturado por la culpa y por la creencia que podría haber evitado la muerte de su colega. Sus remordimientos son vitales a la hora de tejer una historia que sitúa al grupo de montañeros aficionados perdidos en mitad del bosque, con inevitables ecos a The Blair Witch Project, con el bosque convertido en laberinto envolvente y opresivo, e incluso a Posesión Infernal, con cabaña incluida.

El filme juega al terror psicológico en muchos momentos, un miedo palpable, real y trágico; sin embargo, las sugeridas paranoias y visiones, que bien podrían justificarse como fruto de traumas del pasado o bien del miedo a morir, dejan paso, de forma valiente y desacomplejada, a lo netamente fantástico. Una decisión que, aunque no cumpla las expectativas de todo el mundo, se agradece encarecidamente. Sobre todo, porque The Ritual llega a su clímax habiendo puesto todas las cartas sobre la mesa y habiendo trazado de forma singular las relaciones entre sus personajes, no exentas de recelos y reproches. Una aventura real (y sobrenatural) que, bajo su naturaleza lúdica, dibuja también una pérdida y reencuentro interiores, en un proceso de altos costes tan terrorífico como catártico. Un título 100% Sitges que nos da aún más razones para seguir bien de cerca a su realizador.

Author

David Sabaté

Periodista cultural, colaborador de Mondo Sonoro desde 2001 y apasionado del cine, los libros y la música. Ha pasado por medios como El Periódico de Catalunya, Rockzone o Catalunya Ràdio. Filias: David Bowie, Black Sabbath, John Carpenter y el Festival de Cine de Sitges, al que acude desde que tiene memoria.
Filed under Cine Películas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *