Tribulation. ‘Down Below’

Tribulation. Down Below

Tribulation. Down Below (Century Media)

Si eres de los que quedaron embrujados ante los encantos musicales de Tribulation en The Children Of The Night, ya no hay antídoto que te salve de rendirte ante Down Below. El último disco de los suecos supone su consagración como una de las bandas más interesantes del panorama actual. Su elegancia armónica, junto a una llamativa imagen, les ha llevado a construir una valiosa identidad propia, inspirada principalmente por el cine de terror, el heavy clásico y la estética barroca.

En Down Below, como si de la banda sonora de un necro-romance se tratase, la chispa se aviva desde las primeras notas de ‘The Lament’ y continúa con ‘Nightbound’, dos temas que actúan cual alfombra roja que nos conduce hacia el laberíntico sonido que impregna todo el álbum. Pese a que Tribulation continúan dejando un poco atrás su faceta más metalera, en pro de unas composiciones mucho más melódicas, el resultado es casi tan brillante como lo fue en su anterior disco.

Otras canciones como ‘Subterranea’, ‘Purgatorio’ y ‘Cries From The Underworld’ rezuman ese soplo de terror setentero que encontraríamos en las composiciones de Goblin en Suspiria o John Carpenter en Halloween. Este elemento, junto al resto de melodías, lo añaden a su caldero para obtener una mezcla propia de Death rock, Dark wave y Post-punk erigida sobre una base Goth rock. Una fórmula que en esta ocasión han puesto en manos de Martin Ehrencrona, quien ya ha producido otras joyas de resultados impecables, como aquel Sister de In Solitude. Tal y como ocurrió con la escena del Death metal melódico en su momento, parece que entre suecos queda la cosa cuando encontramos algunos coros solemnes y pistas de teclado que bien recuerdan al Papa Emeritus y sus Ghost. Así ocurre en temas como ‘Lacrimosa’ y su piano vampírico final.

Un trabajo redondo que cierra con ‘The World’ y ‘Here Be Dragons’, en los que concluyen con un derroche de elegancia fantasmagórica, combinando varios pasajes de riffs diabólicos y orquestaciones sombrías. Como un beso envenenado que nunca supo mejor. Una dulce muerte que nos deja postrados ante el carácter artístico de Johannes Andersson y los suyos.

Author

Alba Rodrigo

Periodista cultural y licenciada en el Máster Universitario de Música como Arte Interdisciplinario. Ha dejado su rastro en varios medios y webzines como RockZone, Liquid Fire, COM Ràdio o Ovella Negra Rock. Apasionada de la música. Adoradora de los animales, 'Donnie Darko', el Metal extremo y las patatas fritas.
Filed under Discos Música Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *