Los mejores discos internacionales de 2018

Mejores discos internacionales 2018

Otro año a punto de expirar. Otros doce meses de buena música que hemos disfrutado en tiempo real y que hemos revisitado en las últimas semanas para poder entregarte este top con los que, a nuestro parecer, han sido los trabajos más interesantes editados este 2018. No ha sido fácil. De hecho, los discos que ocupan las tres primeras posiciones en el podio serían prácticamente intercambiables entre sí, pero la aritmética y los votos mandan. Aquí están los resultados. Esperamos que, aunque tengas tus propios ganadores y no coincidan con los nuestros, te podamos descubrir algún disco que se te había pasado por alto. Si, además, se convierte en uno de los nuevos discos imprescindibles en tus futuras playlist, algo habremos hecho bien. Enjoy!

40. Esben and the Witch – Nowhere (Season of Mist)
39. Dead Can Dance – Dionysus ([PIAS])
38. Bonjour Tristesse – Your Ultimate Urban Nightmare (Lifeforce Records)
37. Crippled Black Phoenix – Great Escape (Season of Mist)
36. Primordial – Exile Among the Ruins (Metal Blade)
35. Obscura – Diluvium (Relapse Records)
34. Mantar – The Modern Art of Setting Ablaze (Nuclear blast)
33. High on Fire – Electric Messiah (SPV)
32. One Tail One Head – Worlds Opens, Worlds Collide (Terratur Possessions)
31. Hooded Menace – Ossuarium Silhouettes Unhallowed (Season of Mist)
30. Nine Inch Nails– Bad Witch (Null Corporation)
29. Anna von Hausswolff – Dead Magic (City Slang)
28. Uncle Acid and the Deadbeats – Wasteland (Rise Above Records)
27. Ghost – Prequelle (Loma Vista Recordings)
26. Judas Priest – Firepower (Columbia Records)
25. Daughters – You Won’t Get What You Want (Ipecac Recordings)
24. Fucked Up – Dose Your Dreams (Merge Records)
23. Graveyard – Peace (Nuclear Blast)
22. Earthless – Black Heaven (Nuclear Blast)
21. Sleep – The Sciences (Third Man Records)
20. Aura Noir – Aura Noire (Indie Recordings)
19. In The Woods… – The Cease (Debemur Morti Productions)
18. Voivod – The Wake (Century Media Records)
17. Sumac – Love in Shadow (Thrill Jockey)
16. Idles – Joy As An Act Of Resistance (Partisan/[PIAS])

15. Craft
White Noise and Black Metal
(Season of Mist)

Craft. White Noise and Black MetalLos suecos Craft llevan casi veinte años dando guerra. Antes conocidos como Nocta, nunca han sido una banda muy regular a la hora de grabar y editar discos, con largos periodos sin ofrecer material nuevo. Por eso sorprende la consistencia y vigencia de su último álbum, que llega siete años después de su anterior y menos inspirado Void. Aunque en directo, como hemos podido constatar en algunos festivales europeos recientes, podríamos achacarles cierta falta de actitud, su actual versión en estudio no tiene apenas competidores. Así lo demuestran con un amplio margen en White Noise and Black Metal, donde el cuarteto se supera con creces y nos ofrece una compilación perfecta de lo que debe ser, a nuestro criterio, un buen disco de black metal hoy en día: arrollador, frío y sin concesiones. Eduard Tuset

14. Emma Ruth Rundle
On Dark Horses
(Sargent House)

Emma Ruth Rundle. On Dark HorsesTras el introspectivo y catártico Marked for Death, en el que la angelina liberaba sus miedos y demonios interiores a ritmo de folk intimista, la que fuera guitarrista ocasional de Red Sparowes se reafirma en su carrera en solitario con un tercer álbum más luminoso y contundente en el apartado instrumental. Algo queda aquí de su folk psicodélico cultivado en la época de Nocturnes, también del shoegaze de Marriages; pero On Dark Horses ahonda en las guitarras, las cadencias post-rock y doom, y las texturas drone de su compañera de sello Chelsea Wolfe. El disco sigue indagando en el abismo interior, pero el conjunto desprende mayores dosis de esperanza y serenidad, con la mirada limpia pero distante del que ha logrado salir del pozo. Las heridas siguen ahí, pero la oscuridad queda cada vez más lejos. David Sabaté

13. The Soft Moon
Criminal
(Sacred Bones Records)

The Soft Moon. CriminalEl cuarto disco de The Soft Moon es el más duro y oscuro de su carrera, y eso, claramente, es una buena noticia, como pudimos comprobar en su última visita a la barcelonesa Sala Apolo. Su electrónica beligerante, acompañada de unas letras dolientes sobre abusos, un padre ausente y demás lindezas, abraza definitivamente los postulados Industrial/EBM para exorcizar el trauma mientras bailamos. En una suerte de traslación musical del cuanto peor, mejor, Luis Vasquez levanta todos los muros de contención para escupir su dolor mediante abrasivas descargas de post-punk e industrial. El resultado se acerca más que nunca a la agresividad de los primeros Nine Inch Nails sin que el proyecto pierda entidad ni se desvíe de su propio camino. Devastador en todos los sentidos. David Sabaté

12. Behemoth
I Loved You at Your Darkest
(Century Media)

Behemoth. I Loved You at Your DarkestYa desde la primera canción, cuando empieza a sonar un coro infantil, queda claro que estamos delante otro inquietante trabajo de “dark metal” –término que usan muchos críticos para definir a la banda-, lleno de blasfemia y momentos inquietantes. El grupo liderado por Adam “Nergal” Darski ha vuelto más en forma que nunca con un disco que combina a la perfección lo mejor del death metal y del black metal y que, al mismo tiempo, consigue crear una densa atmosfera que a veces es casi hipnótica, sin perder en ningún momento la frescura. Las partes operísticas también tienen cabida en alguno de los temas más envolventes de I Loved You at Your Darkest, pero siempre con ese toque de incomodidad “marca de la casa”, que siempre ha alejado a los polacos de otros grupos que utilizan elementos musicales parecidos pero que tienden a sonar a un pastiche de música clásica de rebajas. Xavi Pratt


11. The Ocean 

Phanerozoic I: Palaeozoic
(Metal Blade Records)

The OceanTan pronto como escuché el tema de adelanto del último disco de los post-metaleros alemanes, ‘Devonian: Nascent’ (canción en la que colabora Jonas Renkse de Katatonia), supe que estaba ante uno de los grandes álbumes del año. Mis sospechas se confirmaron con una sola escucha de Phanerozoic I: Palaeozoic. Se trata de uno de esos casos en los que puedes identificar en tiempo real la grandeza, la clase, el factor diferencial que eleva un conjunto de canciones por encima de la media. Estamos antes un disco que combina con pulso y maestría los sonidos del metal progresivo y la parte más atmosférica del sludge, creando un redondo de lo más completo y estimulante. The Ocean han querido representar aquí cierta parte de nuestra historia y les bastan cuarenta y ocho minutos para lograrlo. Podemos sentirnos orgullosos de que los berlineses le hayan hecho justicia a nuestro planeta. Mary Carmen Lozano


10. Watain

Trident Wolf Eclipse
(Century Media)

Watain. Trident Wolf EclipsePor mucho que su líder y vocalista Erik Danielsson lo haya negado reiteradamente en numerosas entrevistas, en Trident Wolf Eclipse los suecos parecen decididos a enmendar los supuestos errores del pasado a base de algo que dominan como si de una virtud innata se tratara: la brutalidad. El álbum flirtea con el caos desatado, despojado de toda floritura, introducción o respiro, y abriendo camino a base de blast beats, guitarras corrosivas y solos trepanantes. El disco, que incluye también algunos medios tiempos que parecen querer oxigenar la amenazante atmósfera general pero sin abandonar en ningún momento la actitud hostil de una banda desafiante, se erige por K.O. como una de las mejores muestras de black metal del año. Treinta y cinco minutos de salvajismo y depredación con los que Watain retoman el cetro junto a los grandes de la primera oleada noruega. La mejor manera de celebrar sus dos décadas en la brecha. Crítica de Trident Wolf Eclipse por David Sabaté

 
9. Windhand

Eternal Return
(Relapse Records)

Windhand. Eternal ReturnTras tres años de largo silencio, y tras dejarnos con ganas de más con su aclamado Grief’s Infernal Flower, el cuartero de Richmond regresa con un álbum que representa una nueva era para el sonido del grupo. El sonido de Windhand sigue ahí, profundo, denso y rocoso como las marismas, pero se expande y muta, aderezado con toques fuzz y la influencia de los icónicos grupos grunge de finales de los 80 y principios de los 90. No en vano, el disco ha sido producido en Seattle por Jack Endino (Mudhoney, Nirvana). El voluble registro de la cantante Dorthia Cottrel guía el conjunto sobrevolando capas y capas de distorsión; una yuxtaposición de heavy y psicodelia alucinada habitual en sus temas que, en esta ocasión, se aleja más que nunca de su tradicional doom para acercarse al sonido de bandas como Soundgarden, Dinosaur Jr. o los mencionados Nirvana. Crítica de Eternal Return por Tamara G. Cisneros


8. A Perfect Circle

Eat the Elephant
(BMG)

A Perfect Circle. Eat the ElephantHan tenido que pasar quince años para que podamos volver a sostener en nuestras manos un nuevo disco íntegro de A Perfect Circle. ¿Ha merecido la pena tanta espera? La respuesta es clara: sí. Billy Howerdel se ha superado con creces como multiinstrumentista, siendo un acierto el dotar de mayor protagonismo a los teclados. Prueba de todo ello es ‘Disillusioned’, el tema más sobresaliente, con el que la banda lanza una crítica sobre la sociedad que se nos está quedando entorno a las nuevas tecnologías. Por su parte, el registro melancólico de Maynard James Keenan presenta una voz mucho menos agresiva –claramente influida por su trabajo vocal en Puscifer– y, en general, el sonido del álbum es mucho más orgánico. No es el mejor disco de A Perfect Circle, pero desde luego sí es una fuerte vuelta a las andadas. Crítica de Eat the Elephant por Alba Rodrigo

7. Immortal
Northern Chaos Gods
(Nuclear Blast)

Immortal. Northern Chaos GodsCuando ya poco esperábamos de los actuales Immortal, pilares del primigenio black metal noruego, la formación, ahora reconvertida en dúo tras la salida del histriónico Abbath, entrega uno de sus mejores discos. Northern Chaos Gods es un auténtico tratado de black metal sin paliativos: brutal, inmisericorde, frío y letal como sus primeros trabajos. Como si la salida de su otrora líder Abbath se hubiera llevado consigo no solo cualquier atisbo de humor sino, lo más importante, las irregularidades musicales que relegaban sus discos más recientes a un nivel sencillamente correcto. Demonaz y Horgh, cabeza bicéfala de los Immortal de 2018, retoman las riendas de la banda y parecen haber vertido toda la ira generada por los recientes problemas legales con su ex-líder en unos temas hirientes, violentos y épicos a partes iguales. En ellos reverbera el furor, la destrucción y la autenticidad de clásicos propios Battles in the NorthDavid Sabaté

6. YOB
Our Raw Heart
(Relapse Records)

YOB. Our Raw HeartYOB son probablemente una de las bandas de doom metal más épicas del género, y Our Raw Heart es un maravilloso ejercicio con el que logran acercar su esencia a públicos más generalistas. Con un tono más luminoso que de costumbre (inspirado en la superación de un momento de salud crítico para su cantante) y unas duraciones más amigables sin dejar de lado algunos minutajes mastodónticos, este álbum ha congregado a veteranos y nuevos adeptos por igual. Sin duda, una buena noticia para una banda veterana que merece trascender su estatus de culto en aras de un mayor reconocimiento. Our Raw Heart posee todos los ingredientes para conseguirlo, manteniéndose al mismo tiempo fiel a su esencia y personalidad. Un disco aplastante, psicodélico, hermoso y emotivo. Una oda a la vida. Esteban Portero

5. Deafheaven 
Ordinary Corrupt Human Love
(ANTI-)

Deafheaven. Corrupt Ordinary Human LoveCinco años han pasado desde la publicación de Sunbather, y Deafheaven han demostrado con creces que son mucho más que un hype pasajero. Convertidos en toda una institución del denominado post-black, Ordinary Corrupt Human Love se muestra excepcionalmente aventurero: a la mezcla ya conocida de los californianos se unen aquí sonoridades afines a Radiohead, Cigarettes After Sex o incluso el midwest emo, mientras que las letras abrazan desde la felicidad de lo cotidiano hasta ideas suicidas. No es de extrañar que algunos arruguen la nariz, sin duda, la mayor y alegre evidencia de que un grupo transita en los confines de la zona de confort. En este sentido, OCHL es un testimonio vivo de que Deafheaven son una de las grandes bandas de metal de esta era: creativos, valientes y emotivos. Digan lo que digan los puristas. Esteban Portero

4. Carpenter Brut
Leather Teeth
(No Quarter)

Carpenter Brut. Leather TeethMuchos sonreían incrédulos ante los elogios vertidos sobre su anterior Trilogy, pero su último disco y sus recientes conciertos en nuestro país les han congelado la mueca en el rostro. Leather Teeth es la banda sonora de cualquier película ochentera sobre adolescentes que puedas imaginar. El proyecto de Franck Hueso, uno de los referentes del synthwave, continúa en sintonía con la magnífica trilogía que le precede. En él, tensión machacona y riffs afilados se encuentran en una explosión de laca y purpurina. En esta ocasión cuenta, además, con dos colaboraciones de lujo, como son las de Mat McNerney (Hexvessel, Grave Pleasures…) para el himno ‘Beware The Beast’; y la de Kristoffer Rygg de Ulver en ‘Cheerleader Effect’. Si eres amante del terror de serie b, los recreativos y las luces de neón, dale al play, sube el volumen y déjate envolver por su universo retro-nostálgico. Crítica de Leather Teeth por Alba Rodrigo

3. Tribulation 
Down Below
(Century Media)

Tribulation. Down BelowSi eres de los que quedaron embrujados ante los encantos musicales de Tribulation en The Children Of The Night, ya no hay antídoto que te salve de rendirte ante Down Below. El último disco de los suecos supone su consagración como una de las bandas más interesantes del panorama metálico actual. Su elegancia armónica, junto a una llamativa imagen, les ha llevado a construir una valiosa identidad propia, inspirada principalmente por el cine de terror, el heavy clásico y la estética barroca. Pese a que la banda continúa dejando un poco atrás su faceta más metalera en pro de unas composiciones mucho más melódicas, el resultado es casi tan brillante como lo fue en su anterior disco. Un trabajo redondo que cierran con un derroche de elegancia fantasmagórica. Como un beso envenenado que nunca supo mejor. Crítica de Down Below por Alba Rodrigo

2. Thou
Magus
(Sacred Bones Records)

Thou. MagusHace meses que veníamos oyendo y leyendo que este 2018 iba a ser el año de Thou. Y, aunque su último disco no ocupa la primera posición de nuestro top por escasísimos votos, efectivamente, así lo ha sido. Los de Louisiana han firmado una obra descomunal, compleja y rebosante de referencias que logra trascender, sin estridencias ni concesiones comerciales, las coordenadas doom y sludge en las que mejor encaja su propuesta. Precedido por varios EP’s editados este mismo año –The House Primordial, el acústico Inconsolable o Rhea/Sylvia, en los que la banda ha dado rienda suelta a su eclecticismo cultivando sonidos más propios del grunge, el drone o el noise–, Magus recoge todas esas influencias para insuflarles una crudeza monolítica, un halo perenne de melancolía y una esencia doom, que, como el magma en plena erupción, eleva el conjunto a otro nivel. David Sabaté

1. Zeal & Ardor
Stranger Fruit
(MKVA)

Zeal & Ardor. Stranger FruitEn Stranger Fruit, Manuel Gagneux, fundador y único compositor del grupo, ha podido desarrollar y dotar de mayor coherencia y naturalidad todo lo apuntado a grandes trazos en su debut Devil is Fine. Si bien en aquel disco, extraño pero fresco y a contracorriente, ambos universos convivían de manera algo forzada, aquí las piezas empiezan a encajar con asombrosa naturalidad. Por el camino, Zeal & Ardor nos dejan perlas como ‘Gravedigger’s Chant’ y su crescendo de blues tenebroso; la brutalidad desatada de ‘Fire of Motion’, ‘We Can’t Be Found’ o ‘Waste’; los sintetizadores oníricos de ‘The Fool’; las brumas espectrales del tema título o la envolvente y emocionante ‘Built on Ashes’, que cierra el disco en sentido ascendente. Robert Johnson sonreiría orgulloso. Crítica de Stranger Fruit por David Sabaté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *