Enforcer, hijos de la NWOBHM

Enforcer. Foto: Eduard Tuset

Enforcer. Foto: Eduard Tuset

Fecha: 04-04-13. Sala: Razzmatazz 3. Promotor: Bunsen Army Productions

Enforcer es posiblemente una de las bandas que mejor representa en la actualidad el heavy metal más clásico. Podrían ser, de hecho, los más legítimos herederos del sonido NWOBHM, y en sus directos, sencillamente, lo bordan. Así pudimos comprobarlo en la sala pequeña de Razzmatazz, donde, gracias al juego de luces y al humo utilizado en el escenario, uno podía imaginarse en una de esas actuaciones de Iron Maiden en el Rainbow de Londres de principios de la década de los ochenta.

Su concierto resultó mucho mejor que el celebrado en el festival Martohell hace un par de años. Fue éste un show enérgico y potente precedido por los locales Black Way, una banda joven con mucho potencial por explotar. Aunque el plato fuerte llegó con los suecos, quienes irrumpieron tras la reproducción en los altavoces del “Diamonds And Rust” de Judas Priest, que Enforcer enlazó con su tema “Bells Of Hades”, de su tercer disco “Death By Fire”, motivo principal de su visita.

Cayeron todas las canciones esperadas, el nuevo single “Mesmerized By Fire”, “Katana” y, cómo no, uno de los favoritos: “Midnight Vice”, de su segundo álbum “Diamonds”, el más celebrado de la noche. Probablemente el suyo sea uno de los mejores conciertos de metal que veremos este año, y estoy convencido que el nombre de Enforcer será uno de los que más darán que hablar en los próximos meses dentro del género. Tiempo al tiempo.

Texto y foto: Eduard Tuset