‘Macbeth’, cruda y poética tragedia

macbeth-michael-fassbender-marion-cotillard

Fassbender y Cotillard, matrimonio «modélico». Fuente: www.ew.com

Macbeth. Dir: Justin Kurzel

La enésima adaptación de Shakespeare al cine puede generar un escenario curioso y contradictorio. Estamos ante una producción con elevado presupuesto y grandes nombres al frente, como el del ubícuo Michael Fassbender y la respetada Marion Cotillard, hecho que puede atraer a las salas a numerosos espectadores no necesariamente habituados a lo que este Macbeth, a fin de cuentas, representa: un filme de todo menos comercial que muestra la cara más trágica, oscura y cruda de esta historia sobre la pérdida -de confianza en los tuyos, de un familiar, de la cordura-.

Un argumento cuya puesta en escena y esteticismo dotan aún de mayor sordidez al conjunto, con escenas de diluidas transiciones narrativas y omnipresente y tenue banda sonora de fondo que contribuyen a generar un continuum hipnótico y absorbente. Por él fluyen, en ocasiones sin aparente conexión, palabras e imágenes.

La contundente y visualmente poderosa batalla inicial, con su cámara lenta y sus tonos ocre unificando sangre y barro, añade un extraño componente sobrenatural con la inquietante y fantasmagórica presencia de las brujas, figuras que tiñen de maldición el trágico relato.

Macbeth

Macbeth (Michael Fassbender), en plena batalla. Fuente: cinemaniaec.wordpress.com

Lo más inquietante, sin embargo, es ver la descomposición mental de un Rey que se aferra al poder por encima de todas las cosas, incluso de sus seres más próximos y queridos.

Destaca el duelo actoral, alimentado por un acertado respeto al texto original, fiel al inglés de la época y pronunciado con una rica variedad de acentos; algo que, sin duda, añade a la propuesta rigor y singularidad, aunque también hermetismo, algo que distanciará de la historia a muchos espectadores, sobre todo a los más despistados. Verla en versión doblada, como solución, es, al mismo tiempo, un gran error, restándole a la propuesta la mitad de su fuerza y originalidad.

Con todo, una bella, dura y moderna adaptación que no hace concesiones y que marcará un rasero en cuanto a futuras traslaciones de Shakesperare al celuloide.

Texto: David Sabaté

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=3Q3EnDtbg8w&w=600&h=338]