Sitges 50: Entrevista con Aram Garriga y Xavi Prat

Festival de Cine de Sitges

Xavi Prat (izquierda) y Aram Garriga (derecha).

Aram Garriga coordina los invitados del Festival de Cine de Sitges y acumula decenas de anécdotas (muchas de ellas inconfesables). Xavi Prat es periodista, guionista, compositor y colaborador de Goliath Is Dead. Ambos están detrás del documental American Jesus y tocan en la banda de rock instrumental Erisian.

¿Cómo fue vuestra “primera vez» en el Festival de Sitges? ¿Cuál es la primera película que recordáis haber visto allí?
Aram:
La primera peli que recuerdo haber visto en el Auditori, a mediados de los 90, fue Needful Things (La Tienda, de Fraser C. Heston), con unos enormes Max Von Sydow, Ed Harris y Amanda Plummer. Me impactaron especialmente los aplausos del público en las mejores secuencias, era algo que no había vivido antes en un cine. Fue muy especial.
Xavi: Yo crecí en Terrassa durante los 80, una ciudad con pocas cosas que hacer cuyos cines solamente ponían lo más mainstream, así que la primera vez que fui al festival siendo un pre adolescente FLIPÉ. Fue como ir a la Disneylandia del cine de terror. Recuerdo ver gente con camisetas de películas e incluso de cómics. Debemos tener en mente que por aquel entonces no había Amazon ni nada parecido, así que para mi fue como descubrir a mi tribude repente. Creo que recordaré para siempre ese sentimiento de pertenencia. En cuanto a la primera película que vi, no lo recuerdo con claridad pero me atrevería a decir que el argumento era algo así como un hombre al que le implantan las manos de asesino en serie, que toman control por sí mismas.

¿Cuál os ha dado más miedo u os ha impactado más?
Aram:
Recuerdo con mucho cariño el pase de The Funeral, de Abel Ferrara, en el Prado, también en los 90, y a nivel de terror me gustó mucho A l’interieur. Aunque me resulta muy difícil elegir, pues he visto muchas que me han dejado con la boca abierta, como por ejemplo Escape From Tomorrow.

¿Con cuál os habéis reído más y cuál os ha emocionado de forma especial?
Aram:
El pase de The Devil’s Rejects (Los Renegados del Diablo, de Rob Zombie) en el gallinero de El Retiro, con un montón de amigos, fue sin duda uno de los más divertidos que recuerdo. Aunque lo que más me ha volado la cabeza fue ver El Resplandor en el Auditori hace unos pocos años, la cuál presentó su productor Jan Harlan con un discurso emotivo y maravilloso.
Xavi: Me he partido de risa con Sightseers, el buen humor inglés nunca falla. Otra que nos procuró un buen rato de diversión, es una peli italiana de… creo que eran vampiros, que pasaron en 2012 –creo–, que era tan tan tan mala, y se tomaba tan en serio, que no parábamos de reír. De hecho, la proyección se volvió una gran fiesta porqué la gran mayoría del público no se cortó en rajar de la peli con comentarios de lo más ingeniosos. Espero que nadie del equipo de la peli estuviera allí esa noche. Me emocionó de forma especial una película de animación que se llamaba Princess que iba sobre el abuso infantil. Otra que recuerdo que me emocionó fue la del Dr. Parnassus de Terry Gilliam. Su actor principal Heath Ledger había muerto unos meses antes y el rodaje se tuvo que acabar con otros actores. Al acabar el film, en los créditos se leía algo como: a film by Heath Ledger and friends, y pensé que era un detalle muy bonito, y que era una pena haber perdido un actor que prometía tanto.

Aram, trabajas en el festival, en “Talento”. ¿En qué consiste tu trabajo allí?
Aram:
Mi trabajo consiste en coordinar todo el “Talent” del festival, eso es, los directores, intérpretes, productores, etc, que presentan sus películas. En “Talent” somos dos personas coordinando más de 400 invitados, ¡así que imagínate! Durante los meses anteriores estamos en contacto con ellos y somos su referencia para organizar sus vuelos, hoteles, presentaciones, panels, etc. Cuando llegan al festival les damos la bienvenida y les presentamos al equipo de RRPP, el cual se ocupa de sus agendas y detalles bajo nuestra supervisión. Los días del festival son muy muy intensos y a la vez muy divertidos. Es una experiencia realmente única.

¿Qué personalidad o profesional del cine te ha hecho más ilusión conocer trabajando en el festival?
Aram:
En las nueve ediciones que llevo hasta ahora he conocido tantos que no te sabría decir, ha habido de todo… Hace un par de años tuve la gran suerte de poder invitar a Terry Jones y compartir buenos ratos con él, y aunque ya estaba enfermo y no podía mantener conversaciones, fue muy cariñoso y entrañable. Otras anécdotas incluyen hablar de fútbol durante horas con Malcolm McDowell, bailar salsa con George A. Romero, correr por los pasillos del Melià con Terry Gilliam de la mano, huyendo de los fans, tomar gintonics con Gareth Edwards y Colin Trevorrow, emborracharme con Larry Fessenden o convencer a Amanda Plummer para cantar el cumpleaños feliz a un amigo por teléfono… Sitges es muy loco. Una vez estuve en una cena en la que tenía que pellizcarme para saber si todo eso era real, pues ahí estaban Joe Dante, Roger Corman y Sid Haig explicándonos sus vidas, en un entorno íntimo… Aunque, sin duda, las mejores anécdotas son las que no se pueden contar, jaja.

Como dices, los días del festival son una locura, con mucha actividad y adrenalina de puertas adentro. ¿Puede llegar a ser más emocionante/extenuante lo que sucede detrás del festival que lo que se proyecta en sus pantallas?
Aram:
Los miembros de la organización lo vivimos de manera muy distinta. Nos cuesta mucho poder ver pelis y cuando por fin lo logramos es fácil quedarse dormido en la butaca debido a la extenuación. De puertas adentro sucede todo lo que suele suceder en eventos grandes e intensos como este: ratos de nervios, caos, locura, risas, euforia, compañerismo, broncas, catarsis, más risas… Y un sinfín de momentos inolvidables, grabados a fuego en nuestras memorias.

Ambos habéis rodado el documental American Jesus, proyectado en Sitges. ¿Qué sentisteis al estar “al otro lado”? ¿Qué podemos esperar de su continuación, American Satan?
Aram:
Presentar pelis en Sitges es maravilloso, con American Jesus fue muy emocionante, se llenó la sala hasta el sold out y la peli gustó muchísimo. Antes de eso ya había presentado un corto como productor (Stray Dog), un videoclip como director (Scala Rossa, de Cuzo) y un largo como director de postproducción (Open 24h, de Carles Torras). Tras American Jesus presenté mi primer largo de ficción como productor, La Maniobra de Heimlich, de Manolo Vázquez, y el año pasado mi segundo, Callback, de Carles Torras.
Xavi: Es difícil explicar con palabras la sensación de poder proyectar una película de la que has sido parte en un sitio como Sitges. Sobretodo cuando ves la cola que da la vuelta a la calle. También fue genial poder hacer un Q&A después de la proyección y poder contestar de primera mano todas las preguntas de la gente. Te hace sentir muy unido con el publico. American Satan es una suerte de secuela y a la vez un monstruo totalmente diferente, tanto en el plano de la narración como visualmente. Tenemos muchas ganas de presentarla en Sitges cuando esté acabada. De hecho está pensada como la segunda parte de lo que internamente llamamos The Belief Trilogy, así que, con suerte, nos podréis ver una tercera vez.

¿Cuál diríais que ha sido la mejor anécdota que habéis vivido en Sitges?
Aram:
 ¡Muy difícil de elegir! De las que se pueden contar, en 2009 hicimos un concierto con Erisian en la Zombie Walk, en un antro llamado Ruta 66 (que por suerte ya no existe). Todo empezó con el cristal de una jukebox roto en extrañas circunstancias… El personal de la sala era detestable y la cosa acabó en una batalla campal entre los matones de la puerta y otros indeseables que se apuntaron al lío, mientras nosotros intentábamos a toda prisa sacar todo nuestro material y meterlo en el coche. Recuerdo literalmente ir corriendo con los amplis a cuestas mientras la peña se liaba a puñetazo limpio en medio de la calle. Al día siguiente todo el mundo nos venía en plan “joder, lo de ayer sí que fue rock & roll”, jaja.
Xavi: Conocer a Jodorowsky o… puede que hablar sobre lo buenos que están unos pinchitos de carne mientras Charles Dance, el actor que interpreta a Tywin Lannister en Juego de Tronos te comenta que ha escuchado grandes cosas de American Jesus.

¿Qué esperáis del 50 aniversario del festival?
Aram:
Será sin duda algo especial… Es algo muy emotivo en muchos sentidos, creo que lo pasaremos muy bien. También será mi décimo festival como Talent Coordinator, ¡que se dice pronto!
Xavi: Una celebración de buenas películas y diversión y buen rollo como siempre.

En pocas palabras o adjetivos, Sitges es…
Aram: Un maravilloso sueño lúcido del que tardas otra semana en recuperarte.
Xavi: El único sitio del mundo en el que los comentarios del público durante una proyección pueden ser tan buenos –o mejores– que la película en si.

Author

David Sabaté

Periodista cultural, colaborador de Mondo Sonoro desde 2001 y apasionado del cine, los libros y la música. Ha pasado por medios como El Periódico de Catalunya, Rockzone o Catalunya Ràdio. Filias: David Bowie, Black Sabbath, John Carpenter y el Festival de Cine de Sitges, al que acude desde que tiene memoria.
Filed under Cine Entrevistas